Skip to content

Annar y los Siete Reinos

Annar, a veces llamada el Reino Interior, era la parte más grande del continente de Edil-Amarandh, y por lo general se sostiene que era la tierra situada al sur del río Lir, al oeste del Osidh Annova (las Montañas de la Tierra) y al norte de los Desiertos del Sur.
Los Siete Reinos eran más pequeños, estaban situados en forma de anillo abierto alrededor de Annar, a lo largo de la costa oeste: de norte a sur eran Lirhan, Culain, Ileadh, la Isla de Thorold, Lanorial, Amdridh y Suderain. Suderain estaba cerca del reino de Den Raven —llamado a veces el Reino Perdido—, país envenenado que era la fortaleza del Sin Nombre, y que continuaba siendo el lugar en el que se mantenía a los Glumas y sus siervos supervivientes incluso después de ser derrotados por Maninae el Grande y la Restauración de la Luz en Annar9.
Maninae unió los Siete Reinos bajo un único gobierno por primera vez desde que El Sin Nombre había sido derrocado, marcando el comienzo de una larga paz. Maninae era una persona poco común, ya que era tanto Rey como Bardo, pese a que la condición de Bardo no era muy fuerte en él, y renunció a serlo al convertirse en Rey. Con alguna que otra excepción, los Reyes y Reinas de Norloch nunca han sido Bardos, y esto se consideraba un elemento crucial para el Equilibrio.
La autoridad del Monarca sobre los Siete Reinos era extre-madamente limitada, y se ofrecía libremente más que imponerse por la fuerza; la situación podría compararse con una alianza de ciudades-estado y las regiones autónomas que las rodeaban. Resulta revelador que el único nombre para todo el continente fuese el extremadamente arcaico Edil-Amarandh, que data de antes de la Edad del Alba, y que este nombre fuese empleado en escasas ocasiones. La unidad de Edil-Amarandh era resultado de la influencia de los Bardos, más que de la autoridad de los Reyes. Los Bardos eran también la fuente de las jerarquías relativamente libres de Edil-Amarandh; ya que un Bardo podía proceder de cualquier lugar, incluso de la más pobre de las comunidades, era completamente concebible —y ocurría con frecuencia, especialmente durante los primeros siglos tras la Restauración— que los que estaban en el escalón más bajo pudiesen dominar a los Sabios.10
Las regiones se llamaban reinos, pero no eran estrictamente reinos o principados en el sentido generalmente aceptado. Esto era así a causa de la autoridad dual de los Bardos y los dirigentes, pues ambos compartían el gobierno de sus diferentes pueblos, y a causa de su naturaleza compleja mitigaban la autoridad absoluta. Durante muchos años esto evolucionó hacia un complejo sistema político y social, que difería en cada región, de estructuras autónomas mutuamente interdependientes. Parece ser que en muchas Franjas —las regiones que rodeaban a las Escuelas— y otras regiones funcionaban según una variante de la democracia: se elegía a un administrador por votación popular, y todos los adultos mayores de veinticinco años, sin importar cuál fuese su estatus social, tenían derecho al voto. Solo la monarquía funcionaba siguiendo un sistema de gobierno hereditario, y muchos Bardos veían esto como un sistema primitivo, con lo que se ubica en este «pecado original» la posterior muerte de la democracia.11 Aun así, se ha de admitir que la democracia, dentro de sus poderes limitados, gobernó un reino en paz durante varios siglos antes de degenerar en una guerra civil.
Se consideraba que el sistema dual —que solo podría compararse de manera aproximada a la división medieval de poderes seculares y religiosos entre iglesia y estado, pese a que este es solo un vacilante silogismo— había alcanzado su máximo ideal en la comunidad de los Dhyllin, en donde Bardos y comunidad vivían y trabajaban juntos y cercanos, para beneficio y complacencia mutuos. En la práctica no siempre era ideal, y en ocasiones hubo desacuerdos y rivalidades que dieron lugar a riñas e incluso guerras, a veces entre Bardos y monarcas, a veces entre regiones rivales. Los Sabios consideraban todos estos acontecimientos como corrupción de la Luz.12

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: